AYUNO INTERMITENTE

AYUNO INTERMITENTE

AYUNO INTERMITENTE

El ayuno intermitente es una estrategia que intercala ciclos de alimentación y ayuno durante períodos específicos de tiempo. Es decir, durante horas o incluso días, dependiendo del tipo de ayuno y el objetivo, no se consumen alimentos ni bebidas con calorías.

Los diferentes tipos, son los siguientes:

  1. Método 5:2: comer 5 días a la semana y 2 días de ayuno o restricción calórica. La restricción calórica mínima del 50% (500-800 calorías como máximo)
  • Método 16:8: 16 horas de ayuno y 8 horas de restricción calórica, dónde la restricción calórica mínima es del 25%
  • 24 horas o días alternos: 24 horas de ayuno, 1-2 veces por semana. El resto de los días el consumo calórico es de mantenimiento o bien, con restricción calórica.

Una vez sabemos en qué consiste y los diferentes tipos, investigando con estudios científicos:

¿Tiene beneficios el ayuno intermitente?

En estudios realizados con ayuno de días alternos parece ser que se vio una pérdida de peso y reducción de los niveles de glucosa e insulina en sangre, por lo que puede ser una herramienta a utilizar en patologías metabólicas como la diabetes tipo 2 (siempre controlado por un experto), la hipertensión, el sobrepeso u obesidad. Ahora sí, es un régimen poco práctico, poco sostenible a largo plazo y difícil de llevar con el ritmo de vida de hoy en día, ya que los días en los que no se come se pasa hambre, lo que suele llevar a una alteración del estado de ánimo y humor, dolores de cabeza, obsesión, frustración, bajos niveles de energía….

En cuanto al ayuno de tiempo restringido (12 a 21 horas sin comer, método 16:8) se ha visto también en ciertos estudios, una mejora de los niveles de lípidos en sangre, reducción de los niveles de insulina y reducción de los marcadores inflamatorios en patologías autoinmunes, especialmente en enfermedades intestinales inflamatorias.  A pesar de estos resultados y siendo realistas, la sensibilidad a la insulina, la mejora de los marcadores inflamatorios, la reducción de grasa corporal… todo, es resultado a que estamos creando un déficit energético, el cual podemos llevar a cabo también con una dieta equilibrada, sin hacer necesariamente ayuno

Personalmente considero que la mejor opción es llevar a largo plazo una alimentación sana y equilibrada, donde comes cuando tienes hambre, eliges alimentos llenos de nutrientes, saludables y haces ejercicio. Si tu elección es el ayuno intermitente y no tienes un peso excesivamente bajo, no has tenido ningún trastorno de la conducta alimentaria y no te importa pasar periodos de tiempo sin comer, por ahora no se ha demostrado que no sea saludable, siempre y cuando los días y momentos en los que sí que comas no optes por comida no saludable y no nutritiva.

Concluyendo, que cada uno elija lo que más se adapte a su estilo de vida, que sea una “dieta de moda” no significa que todo el mundo la tenga que hacer. Si te apetece probarla, adelante, pero que sepas que tampoco pasa nada si no puedes adaptarte a ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies